Maratón HiRPaCe 2018

10. octubre, 2018 Fotos, Noticias
article-image

El día 7 de Octubre se realizó la 29° maratón de Integración del Hogar Instituto de Rehabilitación del Paralítico Cerebral (HIRPaCe). Nicolás y Benjamín tomaron con fuerza la antorcha olímpica de Hirpace. Un profesor la encendió y la elevaron por el aire. Los aplausos de cientos de personas se escucharon a lo largo de la avenida San Martín, frente al parque.
Así comenzó ayer, alrededor de las 11, la maratón que la institución lleva adelante todos los años.
La antorcha significa calor solidario, disciplina, responsabilidad y la unidad por objetivos nobles.
“Su llama es igual a la que está dentro de los corazones de los salteños solidarios, quienes han venido para compartir este tiempo juntos y para que su aporte, sea cual fuere, represente una ayuda para poder seguir generando espacios adecuados de rehabilitación de los niños con parálisis cerebral”, decía una voz de mujer a través de un micrófono.
Nicolás, uno de los alumnos que llevó la antorcha olímpica, contó que este es el primer año que participa. “Me siento muy bien. Estoy dándole una alegría a Hirpace al llevarla. Tengo que devolver algo de todo lo que hacen por mí. Hirpace significa amor”, expresó con entusiasmo.
Benjamín, en tanto, valoró el acompañamiento de los vecinos que compraron pecheras para colaborar. “Este es el último año que participo como alumno porque ya cumplí los grados. Estoy emocionado”, relató.
Niños y niñas que vestían disfraces iban en coloridos triciclos, monopatines, rollers o patinetas. Los padres y madres con sus bebés en cochecitos y adultos en bicicletas también participaron de la primera partida, que agrupó a los que habían llevado rodados. Varios fueron con mascotas.
Luego siguieron los participantes de la categoría “aeróbicos”. Adolescentes, jóvenes y adultos corrieron velozmente a toda carrera. El sol y una leve brisa fresca hicieron amena la jornada familiar.
Posteriormente, partieron los chicos de Hirpace con sus padres y familiares.
Gabriel, de 11 años, saludaba y sonreía al público desde su silla de ruedas, mientras su madre, Rosana Brageda de 42 años, lo acompañaba. También estaban el padre y la hermana del niño. La familia vive en Ciudad Valdivia.
“Mi hijo está chocho, feliz. Él va a Hirpace desde bebé. Tiene leucomalacia periventricular, parálisis cerebral. Hace tratamiento con fonoaudióloga y fisioterapeuta. Dependiendo del cuadro de salud de él, decidimos si venir o no. Generalmente le agarran broncoespamos. Ahora está muy bien, por fortuna”, contó Rosana.
Vanesa, de 29 años, es exalumna de Hirpace y participó de la maratón junto con su mamá Miriam Siares, de 50. Residen en el barrio Limache.
“Hace 10 años que mi hijita dejó la institución pero siempre venimos a dar nuestro apoyo a la maratón. Agradezco a Hirpace porque el progreso que tuvo mi hija fue muy notorio”, describió.
Según expresó Miriam, su hija entró a la institución con “capacidades que estaban dormidas y ahí logró avanzar, sentarse, mantenerse en buena postura, sostener el tronco y alimentarse solita. Realmente es una nenita que hoy comprende todo y se hace entender a través de gestos y algunas palabras”.
Joaquín, un bebé de dos años, alumno de Hirpace, fue otro de los participantes. Su mamá, Belén Mamaní, de 23 años, contó que él sufre epilepsia pero que va avanzando. “Mi bebé es tranquilo y sonriente. Me pone contenta traerlo a la maratón. Ya vinimos el año pasado”, dijo la joven madre.
Tras recorrer la avenida San Martín, la calle Buenos Aires, la avenida Belgrano y el paseo Gemes, los participantes fueron arribando al monumento cerca del mediodía. Hubo gritos de aliento y muchos aplausos para quienes iban llegando.
“Para nosotros siempre es exitosa la maratón porque nuestros chicos están felices y rodeados de toda la comunidad de Salta, que demuestra los valores de solidaridad, amor al otro y entrega. Es un éxito total”, manifestó la presidenta de Hirpace, Amalia Peralta de Lajad.

 

Fuente: www.eltribuno.com